Iglesia de Revilla-Cabriada

Se trata de un pueblo pequeño: en invierno vivirán unos cuarenta habitantes. El nombre de Revilla deriva de “ribera” pequeña; Cabriada, que ha sido motivo de numerosos chistes y ocurrencias, lo asume al unírsele otro pueblo desaparecido donde abundaban las “cabradas” (lugar de cabras).

Interior de la iglesia de Revilla-Cabriada
Interior de la iglesia de Revilla-Cabriada

Es muy interesante su iglesia parroquial, dedicada a Sta. Elena. El templo es de estructura románica, y reformado considerablemente en el s. XVI. Lo que más destaca del templo es la portada, románica del s. XII. Es imitación del modesto entallador del claustro alto de Silos. También posee interesantes canecillos románicos. En el interior, se conserva un rico artesonado del s.XV.

Debajo de la iglesia se encuentran las bodegas típicas de la zona, excavadas en la tierra por los antiguos moradores del pueblo: nos encontramos en la comarca del Arlanza, con Denominación de Origen. Por la tarde, y los días de fiesta, son lugar de encuentro, merienda y reunión. Igualmente existen algunos lagares, todavía en uso.

En este pueblo es interesante recorrer el camino que nos lleva hacia Quintanilla del Agua (preguntar en el pueblo). Atravesamos todos los majuelos y nos encontraremos con el Arlanza. Esta ruta, es especialmente interesante en septiembre, cuando ya empiezan a madurar las primeras uvas.

Fiestas y tradiciones

Sta. Elena: se celebra el 18 de agosto.
Sto. Cristo de los Buenos Temporales: se celebra el sábado más próximo al 14 de septiembre. Interesante procesión por la tarde.
El día de Pascua son típicas de este pueblo las famosas “emes”: unas pastas en forma de “eme” (primera letra de María, pues eran las “Hijas de María” quien las realizaban).

 

 

Web del Ayuntamiento »